Várices

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Causas: Válvulas congénitamente defectuosas. La tromboflebitis o coágulos, estar de pie o sentado por mucho tiempo, prolongados periodos de reposo en cama, obesidad o exceso de peso, usar ropa ceñida y el embarazo (en este caso tienden a desaparecer entre 2 y 3 semanas después del parto).

Síntomas: Venas agrandadas, hinchazón del tobillo, molestias en las piernas y picores en la parte inferior de la pierna y el tobillo que pueden derivar en rasguños y hemorragias.

Remedios caseros

Arcilla verde: Diluir 4 cucharadas de arcilla verde en 1 taza de agua. Luego, se debe batir hasta lograr una pasta bastante fluida y se aplica, cada noche, en forma de compresa sobre la parte afectada dejándola hasta que se seque. Luego es necesario lavar con un jabón neutro y agua tibia.

Ajo: Un remedio de la abuela para las várices consiste en machacar 5 cabezas de ajo y colocarlo en el alcohol y pasarlo por las piernas. Además de consumirlos.

Pimiento: Igualmente, comer mucho pimiento en ensaladas y comidas ayuda a combatir las várices, hace la sangre menos pesada y ayuda a la circulación.

Caqui o palo santo: Una vez empieza a presentarse un abultamiento de las venas, se debe empapar bolitas de algodón con jugo de caqui y frotarlas sobre la parte posterior de las piernas.

Vinagre de manzana: Aplicar vinagre de manzana sobre las piernas empezando por la derecha, de abajo hacia arriba y luego la izquierda, de igual forma. Se deja puesto por tres horas y después se lava las piernas.

Árnica: Aplicar paños de árnica sobre las piernas la cual se puede hacer con la planta en infusión. Es un activador de la circulación.

Hierbas: Preparar un baño para las piernas con várices que incluye 1 puñado de manzanilla, 1 puñado de menta, 1 puñado de laurel, 1 pizca de bicarbonato en 2 litros de agua el cual se debe llevar a ebullición, retirar del fuego y después añadir las hierbas por 5 minutos. Se debe colocar la infusión en una palangana; mezclarla con el bicarbonato y dar un baño de pies. En algunas personas este baño puede causar urticaria por lo que se recomienda tener precaución.

Esencia: Introducir las piernas en 1 bañera, con agua ligeramente fresca, donde se haya añadido 10 gotas de esencia de menta, 5 de limón y 3 de ciprés por 10 minutos.

Baño de pies: Tomar un puñado de corteza de roble, otro de hojas de oré-gano y otro de hojas de nogal. Llenar un recipiente de 1 litro hasta sus 3/4 partes y añadir aceite de oliva hasta cubrir. Ponerlo 2 horas al baño maría a fuego lento y dejar enfriar. Escurrir luego el líquido y filtrarlo. Masajear suavemente las piernas (no directamente sobre las várices), de abajo hacia arriba, en dirección al corazón con esta preparación.

Caléndula: Hervir 3 cucharadas de pétalos de caléndula en 250 gr de manteca de cerdo. Colar y conservar esta preparación en la nevera. Aplicar suavemente sobre las várices.

Romero: Tomar infusiones de romero con miel y de flores de saúco.

Aceite de te: Colocar unas gotas del aceite del árbol del té en un paño humedecido en agua fría y, luego, aplicar sobre la zona inflamada por las várices.

Diente de león: Hervir durante 5 minutos 3 cucharaditas de raíz de diente de león en medio litro de agua. Luego, agregar 1 cucharadita de milenrama. Dejar en infusión 5 minutos más. Colar y tomar a lo largo del día.

Col: Pasar por el fuego varias hojas de col durante 2 segundos. Luego aplastar con un rodillo y poner sobre el área de la várice. Dejar puesta por aproximadamente dos horas.

Malva: Infusión de 1 cucharadita de flores y de hojas por taza. 2 tazas al día.

Cola de caballo: Tisana con la cocción durante 20 minutos de 10 cucharadas de la planta seca. 3 tazas al día.

Vid roja: Decocción durante 1/4 de hora de tres cucharadas de hojas secas desmenuzadas por litro de agua. Tomar 3 o cuatro vasos cada día.

Milenrama: Infusión de las flores secas. Tomar dos tazas al día.

Arándano: Puede ayudar a mejorar la circulación y a disminuir la inflamación y el dolor producido por las varices. (Infusión de una cucharadita de frutos secos por taza de agua. Tomar 2 tazas al día).

Achicoria: Cataplasma de la mace-ración de 100 gr. de raíz en agua hervida.

Consuelda: Utilizar cataplasma de la planta seca.

Cola de caballo: Lavados con el cocimiento de toda la planta.

Llantén: Utilizar cataplasma de la planta fresca.

Recomendaciones

Utilizar medias especiales con ajuste de compresión o de soporte para las várices.

Mantener las piernas por encima del nivel de las caderas y apoyarlas sobre un sillón y a la hora de dormir sobre cojines o almohadas.

Mover las piernas. Si está sentado por mucho tiempo, camine un poco cada hora.

Si esta mucho tiempo parada, colocar en el piso un pequeño cajoncito para que ahí descanse un pie y luego el otro.

No usar ropa ajustada ni doblar las piernas.

Caminar o nadar de 30 a 45 minutos al día.

Es importante mantener el peso adecuado.

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.

Descripción: Se caracteriza por una inflamación de las membranas interna o mucosa de las fosas nasales.