Otitis media y externa

Descripción: La otitis media es una infección del oído medio que causa dolor, provoca mareos y problemas auditivos. Cuando la inflamación va del tambor hacia fuera, se le conoce como otitis externa. Estas infecciones acompañan problemas respiratorios como sinusitis, resfrió y gripe y es muy común en niños.

Causas: La otitis media puede originarse a causa de una infección respiratoria o por una reacción alérgica a ciertos alimentos (lácteos o trigo). La otitis externa surge, debido a la infección de un grano en esa zona o por bacterias.

Síntomas: Presión en el oído, fiebre, pus, sensación de tener el oído tapado, dificultades auditivas, dolor de oído. En los lactantes, el dolor es señal de una otitis media. Esta se origina al acumularse la leche debido a una mala posición al momento de lactar.

Remedios caseros

Cebolla: Asar una cebolla, envolver en una gasa y aplicar en la zona afectada.

Col: Aplicar una cataplasma de hojas de col frescas y machacadas, sobre la zona afectada. Renovar cada 4 horas.

Limón: Exprimir 1 limón para obtener su zumo y empapar una bolita de algodón en él. Ésta debe ser colocada suavemente en la entrada del oído (no introducirla adentro) por 10 minutos. Debe ser aplicado antes de dormir. Este remedio es ideal cuando el dolor es producido por exceso de cera en el oído.

Compresas: Aplicar compresas de agua caliente en ambos oídos y la garganta durante 5 minutos. Pasado ese tiempo, renovar las compresas por otras.

Manzanilla: Macerar 10 ó 12 cabezas de manzanilla en un tarro de cristal con 4 cucharadas de aceite de oliva durante 48 horas. Luego aplicar esta preparación con un algodón en el oído.

Aceite de oliva: Calentar 2 cucharaditas de aceite de oliva o de almendra y luego, dejar que se refresque a temperatura corporal. Aplicar 2 ó 3 gotas templadas en el conducto del oído. Proteger con un pequeño algodón.

Goma de mascar: Masticar repetidamente una goma de mascar para aliviar el dolor de oído causado por cambios de presión por la altitud. En el caso de los niños de corta edad, se le deberá permitir el uso de un chupete durante el descenso para evitar el dolor de oído. Igualmente, este remedio se puede aplicar si se siente dolor de oído a media noche en la casa, ya que la acción muscular de mascar ayuda a abrir las trompas de Eustaquio aliviando el dolor.

Llantén: Lavar tres hojas de llantén con agua fría y machacar. Colar la pulpa resultante mediante una tela previamente hervida. Colocar 2 gotas de esta preparación en el conducto auditivo cuando se sienta dolor.

Leche materna: Aplicar tres gotas de leche materna en el oído.

Ajo y aceite: Pelar un diente de ajo, cortarlo en láminas y ponerlo con un poco de aceite de oliva, al que se añadirán unas flores de lavanda. Dejar reposar 2 horas, colar y separar una cucharada grande, que se calentará suavemente colocándola sobre un recipiente con el agua caliente. Echar unas gotas en el oído dolorido y tapar con un algodón.

Orégano: Hervir un puñado de hojas de orégano en media taza de agua por 3 minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar. Exprimir las hojas para sacar al máximo extracto y poner en un gotero. Aplicar 3 gotas en el oído adolorido siempre y cuando el tímpano no esté perforado.

Plantas medicinales

Hinojo: Echar semillas de hinojo trituradas en una porción de aceite fino y cocer a fuego lento durante varias horas. Macerar 7 días y filtrar. Echar unas gotas de aceite al oído, varias veces al día.

Ruda: Triturar la planta cocida. Colocar en una gasa, exprimir y colar el jugo liberado. Echar al oído 3 gotas del jugo.

Ajo: Por sus propiedades bactericidas resulta indicado cuando el dolor de oídos responde a un infección interna del oído medio. También, es recomendable comer ajo crudo en ensaladas.

Eucalipto: Tiene propiedades bactericidas. Realizar inhalaciones cubriéndose la cabeza con agua caliente en la que se han vertido unas gotas de aceite de eucalipto. También puede aplicar el vapor del cocimiento durante 2 minutos de un puñado de hojas secas. Luego, debe secar adecuadamente utilizando el método anterior.

Aceite: El ajo, la lavanda y la menta, por sus propiedades bactericidas resultan especialmente indicados cuando el dolor de oídos responde a un infección interna del oído medio.  Suministrar un par de gotas de aceite de una de estas plantas dentro del oído, tapar con un algodón posteriormente.

Saúco: Vaporización de la decocción de un puñado de flores en agua.

Perejil: Realizar una pequeña bola con perejil y aceite de oliva, añadir un poquito de sal e introducir la mezcla en el oído afectado.

Olivo: Por una parte ayuda a eliminar los microorganismos, por otra parte protege al oído contra el exceso de humedad. (Introducir suavemente un algodón empapado con aceite antes de entrar en el agua).

Saúco: Tiene propiedades bactericidas. Aplicar el vapor resultante del cocimiento de un puñado de flores secas. Secar adecuadamente utilizando el método anterior.

Recomendaciones

Bostezar: La acción de bostezar mueve el músculo que abre la trompa de Eustaquio y es mejor que mascar goma, lo que permite drenar el aire del oído de manera natural.

No introducir objetos extraños en el canal auditivo: Se debe evitar introducir objetos como hisopos de algodón, lápices o cerillos, podría lastimar y hasta perforar el tímpano o causar infecciones.

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.