Mal aliento

Descripción: También llamado halitosis, el mal aliento es un problema muy común. Usualmente viene acompañado de babeo durante el sueño y una lengua sucia y amarillenta.

Causas: Las causas más frecuentes son los restos de comida acumulados entre los dientes, el fumar y tomar alcohol. También se origina por enfermedades respiratorias, de la boca, estreñimiento, deficiencias alimenticias o demasiadas toxinas en el cuerpo.

Síntomas: Mal aliento en las mañanas, causado por una reducción en la cantidad de saliva; mal aliento mientras se hace dieta debido a los procesos del metabolismo; mal aliento a cualquier hora del día.

Remedios caseros

Canela: Masticar una barra de canela o preparar como un enjuague bucal antiséptico.

Orégano: Preparar un cocimiento con 30 gr. por litro de agua y tomar 1 taza 2 veces al día.

Pasta dental: Utilice una pasta de dientes con clorofila.

Caramelos de menta: Los caramelos de menta son muy eficiente para eliminar el mal aliento.

Melocotón: Este remedio natural consiste en comer en ayunas un melocotón de carne amarilla.

Salvia: Si la halitosis es causada por las encías inflamadas o que sangran, debe hacer un enjuague bucal compuesto por 2 cucharadas de salvia roja en medio litro de agua. Esta preparación debe llevarse al punto de ebullición y seguidamente déjela reposar durante 20 minutos

Perejil y clavo de olor: Otro remedio casero consiste en el uso del perejil. Para ello, se hierven 2 tazas de agua y varias ramitas de perejil conjuntamente con dos o tres clavos de olor enteros. Esta mezcla debe ser revuelta mientras que se refresca. Debe después ser filtrada y ser utilizada como un enjuague varias veces al día.

Bicarbonato de soda: Un enjuague bucal que combate el mal aliento consiste en una cucharada de bicarbonato de soda en dos onzas de agua.

Clavo, anís y canela: Masticar, después de una comida, un clavo de olor, anís o canela en rama.

Verduras: Licuar 250 grs de zanahoria, 125 grs de espinacas y 125 grs de pepino. Se toma medio vaso después de las comidas.

Frutas y hierbas: Elaborar un jugo con un durazno, media toronja, 1/4 de mango, 2 ramas de yerbabuena y media taza de agua. Para ello, se debe primero extraer el jugo de la toronja y luego se deben licuar todos los ingredientes con el jugo de la toronja y el agua. Tomar a diario al mediodía tres veces a la semana por un mes.

Hierbabuena: Preparar un té con 1 cucharada de hierbabuena en 1 taza de agua. Se deja hervir durante 10 minutos y se toma después de cada comida.

Salvia: Masticar una hoja fresca.

Uña de gato: Tomar el cocimiento de 20 gramos de corteza por litro de agua, durante 20 minutos, a razón de 1 taza el primer día y aumentando 1 taza diaria por un mes.

Menta: Infusión de una cucharadita de planta seca por vaso de agua. Tomar 2 vasos al día. Colocar 3 gotas de tintura madre en la boca y removerlas bien con la lengua por los dientes y las encías.  Masticar unas hojas frescas de la planta.  Realizar enjuagues bucales con la infusión de una cucharada de planta seca por vaso de agua.

Perejil: Tomar 3 cucharadas de jugo al día, obtenido al machacar la planta.

Anís: Masticar tres o cuatro frutos de anís después de las comidas.

Eucalipto: Infusión de unas hojas en agua. Realizar enjuagues bucales.

Tomillo: Enjuagues con la preparación de una infusión de flores secas en un litro de agua.

Romero: Enjuagues con la preparación de una infusión de flores secas en un litro de agua.

Hinojo: Para combatir el mal aliento resulta útil masticar unas semillas de esta planta después de las comidas.

Canela: Realizar enjuagues bucales con la infusión de 2 cucharadas de canela en rama desmenuzada por lt. de agua.

Ajenjo: Hervir un capítulo de flores de ajenjo en un vaso de vino blanco. Colar y aromatizar con unas gotas de jugo de limón. Utilizar como colutorio para realizar un buen enjuague bucal por la mañana para luego tragar el líquido.

Perejil: Masticar una ramita de perejil después de las comidas.

Kion: Una técnica oriental muy conocida consiste en utilizar un pequeño pedazo de kión encurtido con vinagre que puede encontrarse en tiendas orientales para quitar el mal aliento y refrescar la boca después de las comidas.

Jugoterapia

Jugo curativo para el mal aliento 1

Ingredientes: 250 gramos de zanahoria, 125 gramos de espinacas, 125 gramos de pepino, medio vaso de agua

Preparación: Lavar y cortar en pedazos los ingredientes. Después licuar y colar. Beber 1/2 vaso después de las comidas.

Jugo curativo para el mal aliento 2

Este jugo es muy recomendado para eliminar la halitosis originada por afecciones hepáticas, ya que es un potente limpiador del hígado.

Ingredientes: Media betarraga, 1 pepino, 1 vaso de agua

Preparación: Lavar, pelar y cortar en pedazos las verduras. Colocarlas en una batidora.

Batir por unos instantes y colar. Tomar un vaso de este jugo una vez a la semana.

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.