Cortes y raspones

Descripción: Un corte es una herida en la que se rompe o se para el tejido de la piel. Puede ser profundo, abierto, o un raspón superficial. En este caso se conoce como abrasión.

Causas: Los cortes surgen debido a las caídas, golpes, cuchilladas, punzadas o al contacto con cualquier objeto filudo. En algunos casos no presentan sangrado.

Síntomas: Son: separación de piel, sangrado, si la herida se enrojece y hay hinchazón y dolor, puede estar infectada.

Remedios caseros

Acelga, apio o col: Moler las hojas frescas hasta obtener una pasta. Aplicar sobre la parte afectada, cubriendo la pasta con una toalla caliente. Renovarlas cada 4 horas.

Azúcar: Aplicar azúcar blanca sobre la zona afectada y vendar. Cambiar la venda cada 3 ó 5 días.

Canela: Lavar la zona afectada, secarla y espolvorear canela en polvo. Cubrir con una venda. Repetir el proceso cuantas veces sea necesario.

Palta: Aplicar la pulpa de palta en la zona afectada, previamente envuelta con una gasa estéril.

Sábila: Licuar 2 hojas de sábila o aloe vera con cascara y gel y mezclar con 6 cucharadas de miel de abeja virgen. Aplicar la preparación en el área afectada.

Huevo: Coger la telilla pegada al interior de la cascara de un huevo y aplicar en la rozadura o pequeña herida. Repetir el proceso tantas veces como se requiere. Este remedio sirve incluso para cicatrizar pequeñas heridas en diabéticos.

Consuelda: Aplicar directamente sobre la herida hojas frescas y limpias de consuelda a modo de cataplasma.

Berro: Aplicar hojas frescas de berro sobre la herida para ayudar a la maduración o cicatrización.

Llantén: Colocar hojas frescas trituradas y reducidas a pasta del llantén menor sobre las heridas o rozaduras.

Nísperos: Hervir en 1 litro de agua 10 nísperos maduros, lavados y sin semillas, durante 20 minutos. Retirar del fuego, colar y aplicar sobre la herida para que cicatrice bien.

Limón: Lavar la herida con agua donde se ha agregado unas gotas de limón.

Ajo y miel: Mezclar ajo machacado y miel y usar como cataplasma curativa, aplicándolo directamente sobre los cortes o las rozaduras.

Plantas medicinales

Ruda: Sumergir una tela limpia de cualquier fibra natural porosa en una in-fusión y ponerla sobre el lugar afectado, donde se encuentra la herida.

Sangre de grado: Empapar un pedazo de algodón en la resina y aplicarlo sobre la zona afectada o limpiar las heridas directamente con la resina. No i aplicar si la herida tiene pus.

Sábila: Rallar las hojas completas (piel con espinas y pulpa) hasta obtener una pasta homogénea. Exprimir y filtrar.  Hacer lavados con el jugo.

Llantén: Machacar 1 hoja de llantén y aplicar esta pasta sobre el corte.

Consuelda: Aplicada sobre un corte abierta, ayuda a disminuir el flujo de la sangre y favorece la cicatrización. Machacar la raíz tierna y aplicarla en forma de cataplasma sobre la zona afectada.  También se pueden utilizar también las hojas frescas machacadas con la misma finalidad.

Aloe: Se puede utilizar el gel de las hojas frescas que se obtiene cortando una hoja con un cuchillo bien afilado y por la parte que no tiene corte, ir apretándola hasta obtener el líquido que puede aplicarse sobre la piel. Aplicar gel de     aloe preparado, de venta en farmacias.

Eucalipto: Ayuda a desinfectar la herida y favorece la cicatrización. Disolver 20 o 30 cc de aceite esencial en 1 litro de agua y aplicar esta mezcla con una gasa limpia sobre la herida.

Ciprés: Al mismo tiempo que detiene la pérdida de sangre ejerce una función desinfectante y protectora que ayuda a             evitar que la lesión se infecte.  Aplicar una compresa con el líquido resultante de la decocción durante 10 minutos de cuatro cucharadas de hojas secas por litro de agua.

Manzanilla: Aplicar compresas sobre la herida con el líquido resultante de la infusión de una cucharadita de flores secas por vaso de agua.

Berro: Aplicadas sobre una herida las hojas de esta planta ayudaran a cicatrizarla y la protegerán contra las infecciones. (Machacar unas hojas de berros y aplicarlas en forma de emplasto sobre la herida).

Menta: Lavar las heridas con el líquido resultante de la infusión de 3 cucharadas de planta seca en un litro de agua. Lavar las heridas con gasa impregnada con unas gotas de aceite esencial diluido. (No aplicar el aceite esencial sobre la piel sin diluir).

Salvia: Compresas con la maceración de 20 gr. de hojas secas en 3/4 de litro de agua o bien la planta fresca aplicada sobre las heridas.

Lavanda: Lavar la zona afectada con el líquido resultante de la infusión durante 10 minutos de una cucharada de flores secas por vaso de agua.

Tomillo: Lavar los cortes con una infusión bien cargada de sumidades floríferas tres o cuatro veces al día)

Tomate: Machacar una hoja de tomate y aplicar en forma de emplasto sobre la herida.

Piña: Tomar un pedazo de piña, en forma de emplasto, y aplicarlo sobre una herida para facilitar su curación.

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.