Tuberculosis

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Causas: La tuberculosis se propaga a través de gotitas infectadas que son expulsadas por personas enfermas cuando tosen o estornudan. Existen condiciones que facilitan el contagio de la tuberculosis como son: lugares mal ventilados o donde las personas se encuentran en un hacinamiento permanente como las cárceles, fumar, consumir alimentos contaminados o de leche sin pasteurizar (tuberculosis del tracto digestivo).

Síntomas: Los síntomas al principio, son muy parecidos a la gripe con malestar generalizado, falta de apetito, tos seca, sudor nocturno, dolor en el pecho y fiebre baja. Sin embargo, a medida que evoluciona la enfermedad, los síntomas empeoran. Se presenta tos con esputo y se observa que el enfermo pierde peso, tiene fatiga crónica y le falta aire. Posteriormente la expectoración contiene sangre y se puede afectar la voz que se convierte en un susurro.

Remedios caseros

Jugo de uva: Tomar un jugo de uvas a diario con el fin de desintoxicarse los pulmones y las vías respiratorias, facilitando la recuperación al proporcionar proteínas reparadoras.

Vinagre: Realizar vaporizaciones en donde se mezcle 2 cucharadas de vinagre en un cuarto de litro de agua con el fin de purificar los pulmones.

Espárragos y berros: Consumir, en ensaladas y en jugos, abundante cantidad de espárragos y berros. Ambos estimulan el funcionamiento inmunológico, fortalecen el pulmón (especialmente el berro) y son anticancerígenos.

Piña y zanahoria: Tomar a diario jugo de piña fresca con zanahorias.

Semillas de cacao: Hervir 250 gramos de semillas de cacao en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego, dejar refrescar y beber para calmar la tos.

Aceite de almendras: Moler las semillas de cacao y combinar con aceite de almendras. Batir hasta obtener una masa homogénea. Aplicar, en forma de cataplasmas, en el pecho (cuando la tos es bronquial).

Pasas y uvas: Preparar un coci-miento en porciones iguales de pasa y uvas en unos 30 gramos en un litro de agua. Hervir durante 10 minutos. Tomar un vaso en días alternos.

Dátiles: Quitar el hueso de un puñado de dátiles y triturar en un mortero de mármol. Agregar un poco de agua, hasta obtener un jarabe de propiedades similares al cocimiento. Tomar cada vez que se presenta el acceso de tos, o cuatro veces al día. Este remedio aumenta el apetito y disminuye los sudores mejorando el estado general de salud del enfermo de tuberculosis.

Agua tibia: Aplicar compresas de agua tibia sobre la garganta.

Plantas medicinales

Caléndula: Verter dos cucharadas de caléndula en una taza de agua que esté hirviendo. Tapar y dejar refrescar. Tomar una taza al día. La caléndula posee propiedades anti inflamatorias.

Equinacea y lapacho: Combinar 1 cucharada de equinacea con 1 de lapacho en una taza de agua. Hervir durante 3 minutos. Tomar una taza al día. La equinacea es un antioxidante que estimula el sistema inmunológico (esencial en el caso de los enfermos de tuberculosis) mientras que el lapacho purifica la sangre y actúa como agente antibacteriano y antitumoral. Beber 1 taza de esta infusión todos los días. No tomar más de seis semanas seguidas.

Malvavisco o altea: Poner, en un litro de agua, 25 gramos de raíces de altea bien secas y dejar en infusión durante 10 minutos. Después hervir el cocimiento durante otros 10 minutos y volver a dejarlo en infusión. Sólo colar al servir. Beber cuatro tazas al día, calientes y endulzadas con miel.

Culantrillo: Colocar en 300 mililitros de agua 25 gramos de hojas de culantrillo. Preparar la infusión y dejar reposar durante 24 horas. Colar y agregar 150 gramos de azúcar y 50 gramos de miel. Poner al fuego y revolver hasta obtener una densidad de jarabe, no de caramelo. Tomar cuatro cucharadas lejos de las comidas. Este remedio es empleado para combatir la tos.

Recomendaciones

Acudir, a la mayor brevedad posible, a un doctor cuando se sospecha que se tiene tuberculosis, ya que un diagnóstico temprano ayuda a I combatir la enfermedad.

Adoptar una dieta con abundante frutas y vegetales crudos. Igualmente, se aconseja comer brotes de alfalfa, pescado, aves, granos enteros y ajo.

Incluir en la dieta yogur sin endulzar y kéfir si se está tomando antibiótico.

No fumar, ya que es nocivo para la salud y más aún cuando existe infección pulmonar.

No consumir bebidas alcohólicas, ya que debilita al sistema inmunológico.

Evitar el estrés. Es necesario que la persona descanse, tome el sol y respire aire fresco.

Evitar tomar medicamentos que contenga cortisona, afecta la función inmunológica.

Mantener una adecuada higiene personal y evitar toser sin protegerse la boca y la nariz.

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.

Descripción: Se caracteriza por una inflamación de las membranas interna o mucosa de las fosas nasales.