Sofocos y menopausia

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Causas: Estos sofocos comienzan primeramente a manifestarse en la etapa de transición hacia la menopausia llamada perimenopamía. Algunas mujeres experimentan estos sofocos durante unos meses, mientras que otras los padecen durante años.

Síntomas: Usualmente causan un enrojecimiento de la piel (en especial de la cara y del cuello), sudor profuso seguido de escalofríos y puede, incluso, existir una sensación de asfixia. Su aparición es muy variable a lo largo del día, aunque se producen con más frecuencia durante la noche.

Remedios caseros

Alfalfa: Consumir, tres veces al día, 2 cucharadas de semillas de alfalfa hervidas durante 10 minutos en agua con unas gotas de jugo de limón.

Tilo: Hervir 2 cucharaditas de flor de tilo en una taza de agua. Retirar y dejar refrescar.

Agua y miel: Tomar agua caliente con una cucharadita de miel para reducirla sudoración nocturna.

Salvia: Colocar 3 cucharadas de salvia seca en un litro de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Colar y beber a lo largo del día.

Ortiga y salvia: Colocar partes iguales de ortiga seca y salvia en un litro de agua que se encuentre hirviendo.  Dejar reposar 15 minutos, colar y tomar el líquido. Tomar 2 infusiones diarias durante varios días seguidos. Descansa 5 días y repetir el ciclo. Mantener este ritmo mientras se aprecie mejoría.

Isoflavonas: Consumir alimentos ricos en isoflavonas como, por ejemplo, la soja en cualquiera de sus presentaciones yogur, bebida de soja, galletas con soja, etc.). Las isoflavonas reduce en la sangre la cantidad de FSH y LH, hormonas liberadas por el cerebro cuando hay pocos estrógenos. Por esa razón, constituyen un remedio eficaz contra los calores o sofocos durante la menopausia.

Hielo: Chupar un cubito de hielo o pasar algún objeto que contenga cubitos de hielo sobre el cuello y la cara.

Aceite de salvia: Realizar, dos veces a la semana, un masaje circular en el abdomen con aceite esencial de salvia. No aplicar si la persona sufre de epilepsia, ya que el aceite de salvia a dosis altas puede desencadenar crisis convulsivas.

Manzanilla: Realizar, una vez por semana, un masaje con aceite esencial de manzanilla romana que es una planta de las llamadas "adaptógenas" que ayuda a devolver el equilibrio al organismo.

Infusión: Verter una cucharada de manzanilla, 1 de milenrama y de naranjo amargo en 1/2 de agua que se encuentre hirviendo. Luego, dejar reposar por unos minutos. Beber 2 tazas al día.

Alfalfa: Para aliviar los bochornos, tomar infusión de hierbas que provean estrógeno natural o estimulen la producción natural de esta hormona como la alfalfa, angélica o apio.

Soya: Triturar semillas de soya o soja hasta tener una pasta suave que deberá ser hervida en una taza de agua durante  15  minutos.  Puede también tomar leche de soya.

Trébol: Cocer 1 cucharada de flores de trébol morado o rojo, dos cucharaditas de anís y dos de semillas de hinojo machacadas, en una taza de agua hirviendo durante 15 minutos. Luego se cuela y se toma hasta tres tazas por día.

Artemisa: Mezclar 5 gr. de artemisa, una pizca de flores de espino y 1 taza de agua. Dejar hervir todo durante 5 minutos y fíltrelo. Agregar un poco de miel.

Plantas medicinales

Milenrama: Infusión de media cucharadita de esta planta y media más de manzanilla. 3 tazas diarias.

Pasionaria: Especialmente interesante para paliar los problemas nerviosos relacionados con la menopausia o el síndrome premenstrual que impiden dormir por la noche o que causan dolor corporal. Infusión de 2 cucharadas de la planta seca por medio litro de agua. Beber un par de taza pequeñas al día. Maceración la cantidad que se desee de planta seca con la misma cantidad de alcohol durante una semana. Filtrar y tomar unas 25 gotas al día.

Valeriana: Al igual que la anterior rebaja el nerviosismo y permite dormir mejor. Infusión de unos 15 gramos de la raíz de la planta que se deja reposar durante toda la noche.

Perejil: Aumenta la producción de estrógenos por lo que resulta especialmente útil en la menopausia. Sumergir durante 45 minutos de un par de vasos de perejil en un litro de agua hirviendo. Apagar el fuego y dejar reposar 1 hora. Tomar un vaso antes de realizar el acto sexual.

Vid roja: Resulta útil para tratar los sangrados excesivos que se producen algunas veces en la menopausia. Mezclar bien 100 gramos de hojas secas de vid roja con 50 gramos más de mejorana. Triturar hasta convertir en polvo. Realizar una infusión durante 10 minutos con una cucharada de esta mezcla por taza de agua. Beber 2 tazas diarias.

Recomendaciones

Usar ropa holgada de fibra natural Como algodón, lino, entre otros.

Usar prendas sobrepuestas para retirarla con facilidad si se siente sofoco.

Mantener el dormitorio fresco y ventilado.

Evitar visitar lugares húmedos y calientes.

Tomar bastante líquidos (agua con hielo).

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.

Descripción: Se caracteriza por una inflamación de las membranas interna o mucosa de las fosas nasales.