Bronquitis

Descripción: Es la inflamación de los bronquios, los conductos que llevan el aire a los pulmones. Al llenarse estos de mucosa, se obstruye la respiración y se produce tos con expectoración.

Causas: Suele presentarse después de una gripe que no se curó bien o de una infección respiratoria. El humo del cigarro o el aire contaminado también pueden ser los causantes. » Síntomas: Molestia en el pecho, tos que produce moco. Si es de color verde amarillento, es más probable que se tenga una infección bacteriana. Fatiga, fiebre, cansancio, dolor de garganta, dolor de pecho o espalda, dificultad al respirar agravada por el esfuerzo o una actividad leve, escalofríos y sibilancias.

Remedios caseros

Manzana: Tomar 1/2 litro de jugo de manzana recién exprimido o comer 1 kilo durante el día. Otra opción es hervir en 1 litro de agua, durante 15 minutos, 2 ó 3 manzanas con cascara y cortadas en rebanadas. Tomar como agua de tiempo.

Orégano: Hervir 40 gr. de flores y hojas en 1/2 litro de agua durante 5 minutos, colar y tomar 2 tazas diarias. También puede hacer inhalaciones cubriendo la cabeza con una toalla y cerrando los ojos y la boca.

Cúrcuma o palillo: Uno de los remedios caseros más eficaces para la bronquitis es el uso del polvo del palillo. La mitad de una cucharadita de este polvo se debe administrar con medio vaso de leche 2 ó 3 veces, diarios. Actúa mejor cuando se toma en un estómago vacío.

Kion: Otro remedio eficaz es una mezcla que abarca la mitad de una cucharadita del polvo de palillo, de la pimienta, y de clavos de olor, 3 veces al día. Puede ser lamido con la miel o ser tomado como infusión con té. La mezcla de estos 3 ingredientes tiene también cualidades antipiréticas y es eficaz en la reducción de la fiebre que acompaña a la bronquitis. También entona el metabolismo.

Cebolla: Las cebollas se han utilizado como remedio para la bronquitis por siglos. Les dicen poseer características expectorantes. Fluidifica la flema y previenen su formación posterior. Una cucharadita del jugo de la cebolla cruda, debe ser tomada por la mañana en ayunas, es muy beneficiosa en estos casos.

Espinaca: 50 gramos de hojas frescas de espinaca y 250 ml de agua deben ser mezcladas con una pizca de cloruro de amonio y una cucharadita de miel. Esta infusión es un expectorante eficaz en el tratamiento de la bronquitis.

Almendra: Una emulsión de almendras es útil en enfermedades bronquiales, incluyendo la bronquitis. Es preparada haciendo un polvo de 7 núcleos de almendras y mezclando los núcleos pulverizados en una taza de jugo de naranja o de limón. Esta emulsión se puede tomar una vez al día por la noche.

Linaza: Un cataplasma caliente de la linaza se debe aplicar sobre el frente y la parte posterior del pecho. Este cataplasma puede ser preparado mezclando una taza o dieciséis cucharas de sopa de las semillas con una cantidad de agua caliente, suficiente para convertirlas en una masa harinosa húmeda. Esto se debe entonces aplicar cuidadosamente.

Leche: Añadirle una buena cucharada de miel al vaso o un pedacito de kión molido. En caso de dolor de pecho la mezcla de leche e higos tienen propiedades mucolíticas para ablandar las mucosidades del pecho y ayudar a quitar la tos. (Un cuarto de litro de leche hervida con 12 higos secos durante 1/4 de hora. Tomar el líquido resultante una vez filtrado y endulzado).

Sábila: Consumir 3 cucharadas de la resina de la sábila con un poco de agua tibia en ayunas.

Cítricos: También tomar el jugo de naranja, limón, miel y polen, evitando las bebidas heladas.

Plantas medicinales

Achiote: Sirve como expectorante para aliviar la tos. Tomar 3 veces al día en forma de infusión (15 gr. de achiote por litro de agua).

Borraja: Cocer 10 gr. de hojas en 1 litro de agua y tomar 3 tazas diarias endulzando con miel según su preferencia.

Eucalipto: Hervir hojas y ramitas de eucalipto, cuando ya está hervido, instalar el recipiente sobre una mesa y hacer respiraciones con el vapor, tapándose la cabeza dentro del recipiente con una toalla o plástico durante 15 ó 20 minutos 2 veces al día.

Infusión de hierbas: Tomar una infusión de malva, borraja o hamanripa con cola de caballo y ortiga, 3 dientes de ajo y una cucharada de azúcar quemada y un pedacito de infundio de gallina, exprimir la mitad de 1 limón, hacer hervir por 3 minutos y tomar de 2 a 3 tazas al día para ayudar a la transpiración, es recomendable un lavado intestinal de llantén o manzanilla y evitar los líquidos fríos.

Jugo para la bronquitis

1. Jugo curativo para la bronquitis

Este jugo es útil para la bronquitis alérgica, ya que posee un efecto antihistamínico. Contiene, además, de bromelaína y vitamina C los cuales combaten las infecciones.

Ingredientes: 1 brócoli, 1 manojo de perejil, 1 manzana y 2 ramas de apio.

Preparación: Lavar y picar los ingredientes. Colocar éstos en la licuadora y batir por unos instantes. Servir y tomar de inmediato antes de que se oxide. Beber dos vasos al día hasta que se sienta alivio.

2. Jugo curativo para la bronquitis

Ingredientes: 1 taza de leche de soya, 1 plátano, 1 de taza de almendras, 1 cucharada de miel de abeja y 1 pizca de canela en polvo.

Preparación: Poner todos los ingredientes en la licuadora y batir hasta que haga espuma. Tomar un vaso al día preferiblemente por la mañana hasta sentir alivio. Sin embargo, puede ser tomado también como medida preventiva.

Contenidos Relacionados

Descripción: Son heridas abiertas generalmente poco profundas. Existen diferentes tipos de úlceras: Las gástricas o pépticas (que afectan el revestimiento del estómago, las duodenales (que afectan la parte superior del intestino delgado) y las úlceras del esófago (relacionadas al reflujo).

Descripción: Son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre producida por una debilidad en las paredes de las venas superficiales. Esta debilidad hace que las venas se estiren y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo. Este proceso se da habitual-mente en las venas de las piernas y las mujeres son más propensas a padecerlo

Descripción: Son pequeños crecimientos en la piel por lo regular indoloros causados por un virus, llamado virus del papiloma humano (VPH). La mayoría, aunque no todas, son generalmente inofensivas. Las verrugas pueden ser deformantes y causar vergüenza. Algunas veces, pican o duelen (particularmente en los pies). Algunas verrugas se propagan a través de la actividad sexual.

Descripción: La tuberculosis es una enfermedad muy aguda e infecciosa, causada por el bacilo de Koch, que involucra básicamente los pulmones, aunque también puede afectar cualquier órgano del cuerpo como los riñones, los intestinos y hasta los huesos. Las personas infectadas con el virus del SIDA son más vulnerables, ya que sus sistemas inmunológicos no cuentan con la resistencia necesaria para combatir la enfermedad.

Descripción: La taquicardia común también llamada taquicardia auricular por paroxismo, es una alteración del ritmo normal del corazón el cual pasa de 72 latidos por minutos (en un adulto en reposo) a 120-180-200 en cuestión de unos segundos. Como resultado, el cuerpo no recibe el suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar correctamente.

Descripción: Los calores o sofocos de la menopausia son causados por la disminución súbita en la concentración de estrógenos lo que dilata los vasos sanguíneos aumentando la irrigación sanguínea y la temperatura durante 30 segundos hasta cinco minutos. La menopausia comienza con cambios en el ciclo menstrual (algunos períodos más cortos o más largos) hasta que las menstruaciones cesan definitivamente.

Descripción: Es la inflamación de las cavidades que se encuentran alrededor de los huesos de la nariz. A su vez, al bloquearse el canal que las drena, se acumula la mucosa y provoca una presión dolorosa.

Causas: Suele ser una complicación de una infección viral como un resfriado, en cuyo caso se le conoce como sinusitis aguda. La sinusitis crónica es efecto de la contaminación, problemas dentales, fumar, males a los huesos de la nariz, estrés, alergias o defensas bajas.