Himno al Litoral y Marcha Naval

Himno al Litoral (Marcha Marítima)

Letra: Gastón Velasco Carrasco

Música: Mario Velasco Otero

¡Adelante bolivianos!

Marchemos hacia el mar

que la patria nos reclama

el cautivo Litoral.

 

Todo anhelo y esperanza

es volver a nuestro mar,

que pronto tendrá Bolivia

otra vez su mar, su mar.

 

Antofagasta boliviana,

Tocopilla, Mejillones y Taltal,

con Cobija y Calama

otra vez volverán.

 

Antofagasta boliviana,

Tocopilla, Mejillones y Taltal,

con Cobija y Calama

otra vez volverán.

 

Historia

Fue escrito, para perpetuar en la memoria de las generaciones bolivianas, la pérdida del Litoral Boliviano durante la invasión chilena que desencadenó en los sucesos de la guerra del pacífico; el himno nos recuerda que Bolivia nació a la vida Republicana con acceso soberano al Mar.

El himno está compuesto por 3 estrofas.

El autor de la letra

Gastón Velasco Carrasco, nació en la ciudad de La Paz, el 26 de abril de 1905 y falleció el 30 de septiembre de 2002, a la edad de 97 años.

Fue, Periodista, historiador y político, participó de la Guerra del Chaco (1932-1936), logrando el grado de subteniente. Fue elegido Diputado Nacional en 1946 por el Departamento de La Paz y Primer Alcalde Municipal durante la Revolución del 9 de abril de 1952, también fue Prefecto del Departamento de La Paz el año 1953.

Fundador y Presidente del Centro “Acción Marítima” por más de 30 años.  Es autor de varias marchas dedicadas al perdido Litoral Boliviano: Himno al Litoral; Antofagasta Boliviano, Vencer o Morir y varias otras.

El autor de la música

Edgardo Otero De La Vega, nació en la ciudad de Nuestra Señora de La Paz el 8 de Octubre de 1923 hijo de Federico Otero de la Vega también fecundo y aplaudido compositor.

Es autor en música de la Marcha Marítima; Himno al Litoral, autor de la Marcha a la Contraloría General.  Fundador del Centro Musical “Otero” del cuál fue su Director para difundir la música boliviana.

Falleció el 10 de Noviembre de 1990.

Glosario de términos:

“Cautivo”

Prisionero.

“Anhelo”

Deseo vehemente.

“Esperanza”

Confianza en lograr una cosa o en que ocurra algo deseado.

 

Marcha Naval

 

Música: Mario Velasco Otero

Entonemos la canción del mar,

del mar, del mar, del mar

que pronto nos llevará

a la dicha y bienestar.

 

Levantemos nuestra voz

por nuestro Litoral

que pronto tendrá Bolivia

otra vez su mar, su mar.

 

Antofagasta, tierra hermosa

Tocopilla, Mejillones junto al mar,

con Cobija y Calama,

otra vez a Bolivia volverán.

 

Historia

Esta marcha fue escrita en honor a la Fuerza Naval de Bolivia hoy armada boliviana en memoria del Litoral Boliviano perdido en la injusta Guerra del Pacifico, del 23 de marzo de 1879.

Está compuesta de 3 estrofas.  Tiene por compositores autores a Don Emilio Gutierrez Illanes en la letra y Edgardo Otero de la Vega en la música.

Glosario de términos:

“Dicha”

Felicidad, suerte.

“Bienestar”

Comodidad, vida fácil, holgada.

“Voz”

Conjunto de sonidos que salen de la boca del hombre.

“Patria”

Nación.

Himno a Avaroa

"Avaroa... ...llevaba en sí el germen de la proeza que los convertiría en el símbolo del coraje de nuestro pueblo..."

Letra: Gregorio Reynolds

Música: Luciano Bustios

Ensalcemos el épico gesto del
orgullo de un héroe, el desdén del
que solo, indomable y enhiesto por
su tierra luchó contra cien.

Se tiño la corriente del Loa
con la sangre del noble adalid
del intrépido Eduardo Avaroa
destrozado en homérica lid.

Temeraria proeza del grande del
insigne patriota que fue tras la luz
como el cóndor del
Ande solitario y bravío en su fe.

Lealtad y altivez tuvo el hombre que
esa fe nos legó al escribir más allá
de la muerte su nombre y venganza
clamó al porvenir.

Coro:
Calama es la historia del
bravo campeón que
impuso la gloria de
nuestro pendón.

Sobre esa ribera
que fuera su hogar
la invicta bandera
veremos flamear. (Bis)

----- 0 -----

Los autores del Himno a Avaroa son: en la letra Gregorio Reynolds y la música Luciano Bustios.

Ninguno de nosotros habría podido predecir que Eduardo Abaroa pacífico, vecino de la pequeña población de Calama, llevaba en sí el germen de la proeza que los convertiría en el símbolo del coraje de nuestro pueblo.

Avaroa dio su batalla y encontró la muerte, su muerte es la dignidad nacional, orgullo de nuestra patria.  Los bolivianos inspirados en su ejemplo debemos trabajar con disciplina para conseguir el progreso de nuestra nación.

Recursos para estudiantes