Canto a Bolívar

Letra: Claudio Moreno Palacios
Música: Zenón Eduardo U.

Es el canto guerrero de gloria,
que se escucha en lejano confín,
es la voz del clarín de victoria
de Pichincha, Ayacucho y Junín.

Como rayo de viva centella,
su figura resplandece en la cumbre;
desde el cielo de un mundo destella
el fulgor de su genio de lumbre.

En las lides poeta y soldado,
con su acero la lira vibró.
Y si ante Eros postróse admirado,
Marte altivo su sien coronó.

Coro:
De Bolívar, la memoria,
para siempre vivirá
en las fojas de la historia
que su espada gloriosa escribió.

¡Libertad! fue su grito guerrero
¡Libertad! con su espada selló
y al empuje de su límpido acero
cinco pueblos del yugo salvó.

Del Illampu al sin par Tequendama,
en su gesto sublime de Atlante,
en el carro triunfal de la fama
llevó siempre su enseña adelante.

Cual tormenta de fuego que arrasa,
abatió de Castilla el pendón,
y del gran Manco Kapac la raza
de tres siglos cantó redención.

Coro:
De Bolívar, la memoria,
para siempre vivirá
en las fojas de la historia
que su espada gloriosa escribió.

----- 0 -----

Este himno fue escrito en homenaje al Gran Libertador que dio América.

El Congreso de Chuquisaca declaró al Libertador Simón Bolivar, Padre, Protector y Primer Presidente de la nueva República.

El Canto a Bolivar está compuesto de 2 partes y cada parte 4 estrofas.

El autor de la letra

El Tte Cnel Aviador Claudio Moreno Palacios nació en la ciudad de La Paz el 2 de octubre de 1903 es el autor de la letra del Canto a Bolivar.  Fue aviador, militar, profesor de historia y geografía oficial del estado mayor, ocupó varios cargos jerárquicos en importante instituciones de nuestro país: jefe de estudios de la escuela de guerra; director de aeronáutica; ayudante del Ministro de Defensa; vicepresidente de la Sociedad Meteorológica Boliviana; entre otros de importancia.

“Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios”

Nació en Caracas, Venezuela, el 24 de julio de 1783. Murió en Santa Marta, hacienda de San Pedro, Alejandrino-Venezuela, el 17 de diciembre de 1830. El 11 de agosto de 1825 fue elegido Presidente Vitalicio de la República "Bolívar". Ejerció el poder hasta el 29 de diciembre del mismo año.”

Glosario de términos

“Confín”

Limítrofe. Límites.  Es sitio más lejano.

“Centella”

Rayo.

“Destella”

Resplandor momentáneo, ráfaga de luz.

“Fulgor”

Resplandor, brillo.

“Lides”

Combate, lucha.

“Lira”

Instrumento de música de varias cuerdas tañida con ambas manos como un arpa.

“Eros”

Hijo de Júpiter y Juno, dios de la guerra.

“Sien”

Parte lateral de la cabeza, entre la frente, la oreja y la mejilla

“Fojas”

Hoja de papel en un proceso.  Cualquier hoja de papel.

”Límpido”

Claro, puro.

“Yugo”

Dominio.  Sujeción material o moral.  El yugo colonial.

“Gesto”

Semblante, aspecto. Ademan. Rasgo. Realizó un gesto de bondad.

“Sublima”

Sublimar. Engrandecer, exaltar.

“Enseña”

Insignia.

“Abatió”

Abatir. Derribar. Bajar. Desarmar, desmontar.

“Raza”

Sud división de una especie: razas humanas

“Redención”

Rescate.

 

Marcha de los Colorados de Bolivia y Llamada a los Colorados de Bolivia

Marcha de los Colorados de Bolivia

Letra: Gregorio Reynolds

Música: Mauricio Mancilla

Con la gran marcha militar

de los "Colorados"

avancemos rumbo al ideal

a paso marcial.

 

El ondulante palpitar

de nuestra bandera,

lleva ya su rumor de mar

hasta nuestro hogar.

 

Hay que escuchar el sonoro raudal

de nuestra tricolor tendida al Litoral

y del clarín que aumentará

nuestro fervor.

 

Hay que salvar con sereno valor

la única senda que

dio el boliviano honor,

ha de encontrar el esplendor

de lo que fue.

 

Vibró el clarín

desde el monte hasta el mar,

oíd el épico son,

que ha de avivar la luz de la fe.

 

Vibró el clarín bolivianos oíd,

marchemos con hondo afán

a conquistar, un haz de laurel.

¡Gloría al campeón

que con desdén

fue contra cien

de una legión!

 

Historia

Esta marcha fue escrita en honor a los heroicos soldados bolivianos del Batallón Colorados, episodio sangriento de la Guerra del Pacífico, Batalla del Alto de la Alianza del 26 de mayo de 1880 junto a la participación del ejército peruano para recuperar nuestro Litoral Boliviano.

El desastre de esta batalla le costó a nuestra nación la pérdida definitiva del Litoral Boliviano.

Esta marcha tiene 7 estrofas.  Los compositores autores son, en letra Dr. Gregorio Reynolds y en música Dn. Mauricio Mancilla.

El autor de la letra

Gregorio Reynolds nació en la ciudad de Sucre el año 1882 y murió el año 1948. Poeta chuquisaqueño.

Gregorio Reynolds es autor de Quimeras; El cofre del psiquis; Horas Turbias; Edipo Rey; Rey de Sófocles en verso; Redención; Prisma; Sucre, Illimani, Tunari y muchos más.

También es autor del Himno a Avaroa; Paisaje Lacustre; Aquellas Noches; Cronos; La Llama y Epitalamio.

El autor de la música

Mauricio Mancilla nació en la ciudad de La Paz el año 1846 y murió el año 1879 durante los acontecimientos de la Guerra del Pacífico. Meritorio Compositor, Maestro y Director de la Banda Batallón Colorados.

Sus composiciones fueron de inspiración heroica, otras quedaron inscritas a nombre de otros autores y muchas otras olvidadas.

Glosario de términos:

“Ideal”

Relativo a la idea.  Objetivo al que uno aspira: Tener un ideal.

“Rumor”

Ruido confuso: Rumor del público.  Noticia vaga que corre entre la gente.

“Raudal”

Corriente violenta de agua.  Gran cantidad.

“Fervor”

Devoción intensa.  Entusiasmo, ardor, afán.

“Do”

Donde.  Primera nota de la escala musical.

“Épico”

Heroico: Combate épico.

“Son”

Sonido agradable: El son del violín.

“Avivar”

Encender, acalorar: Avivar una discusión.

“Haz”

Porción atada de mieses, leña, etc.

“Desdén”

Desprecio.

“Legión”

Gran número de personas.

 

Llamada a los Colorados de Bolivia

Letra: Ricardo Mujía

Música: Eduardo Berdecio

Granaderos a formar,

que ha sonado ya la hora de luchar.

Corred, volad. Volad, a luchar,

no haya descanso

ni tregua en la labor.

 

Granaderos a formar,

que ha sonado la hora de luchar.

Corred, volad. Volad a luchar,

de frente como vencedor.

 

Allá en las costas de la mar,

morir supieron con honor,

los colorados cuyo amor,

a su estandarte es ejemplar.

 

Sigamos, pues sin vacilar,

tan nobles huellas de valor,

tomando siempre con amor

nuestros anhelos hacia el mar.

 

Granaderos a formar... etc.

 

¡A la carga, cazadores,

tengamos valor!

¡A la bayoneta, a la bayoneta,

al campo de honor!

Recursos para estudiantes