Himno a Sucre

Letra: Jacobo Ramallo
Música: Marcelino Hidalgo

Al gran Sucre, la gloría del mundo
recordemos con himnos de paz;
él nos dio libertad con su sangre,
y su nombre, su nombre inmortal.

De Ayacucho, en el campo su espada
como rayo del cielo brilló
y a su luz se mostraron gloriosos,
libres, libres los hijos del sol.

El altar de la patria es hermoso
con la imagen del gran Mariscal,
vengador de los incas sublime,
que nos dio libertad, libertad.

Bendigamos el nombre querido,
de Bolivia su noble blasón,
que venciendo al olvido y al tiempo,
viva siempre recuerdos de amor.

Al gran Sucre, la gloria del mundo,
recordemos con himnos de paz.
Él nos dio libertad con su sangre,
y su nombre, su nombre inmortal.

Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre y Alcalá

Nació en Cumaná, Venezuela, el 3 de febrero de 1795. Murió asesinado en Berruecos, Colombia, el 4 de junio de 1830. Fue Presidente de Bolivia desde el 29 de diciembre de 1825 hasta el 2 de agosto de 1828.

Historia

Fue escrito en memoria al Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José De Sucre, que nació el 3 de febrero de 1795 en Cumaná, Venezuela, fue asesinado con 4 balas de fusil, en la encrucijada de Barruecos el 4 de junio de 1830 a los 35 años de edad.

El Himno a Sucre está compuesto por 4 estrofas. Tiene como autores en letra al Dr. Jacobo Ramallo y en música Dn. Marcelino Hidalgo.

El autor de la letra

El Dr. Jacobo Ramallo nació en la ciudad de Sucre, departamento de Chuquisaca, donde vivió hasta alcanzar su formación profesional.  Fue un poeta y literato prestigioso, parte de su obra literaria está recopilada en su libro “Mis Versos”.

El autor de la música

Dn Marcelino Hidalgo, Militar de profesión e instrumentista, fue destacado con la creación de las Bandas Militares en la interpretación de Música Patriótica, Marchas Militares, Música Popular Nacional.

Es autor de la música del Himno a Sucre.

Glosario de términos

“Himnos”

Cánticos

“Inmortal”

No mortal. Imperecedero

“Altar”

Ara o piedra destinada para ofrecer el sacrificio.

“Sublime”

Excelso, eminente.

“Blasón”

Escudo de Armas.

 

Himno a las Escuelas Rurales

Letra: Luis García
Música: Mariano Zubieta

Di tu canción de lucha juventud
bella promesa de liberación hay
corazones en la esclavitud la
redención es el bello ideal.

Vamos al campo a luchar por él
desde la nueva escuela rural
queremos niños libres como las
aves para formar mejor la humanidad.

Adelante noble juventud
vive y enseña el credo social
abre los libros; las puertas de amor y luz
pasen tus niños, Bolivia ideal.

----- 0 -----

Los autores del Himno a las escuelas rurales son: en la letra Luis García y la música Mariano Zubieta.

En el camino duro que tuvo la conformación de las escuelas rurales en el país, sucedió tiempos en los que sucedía que los campesinos construían unas 400 escuelas por año y el estado no podía fiscalizar los establecimientos y los maestros, los habitantes campesinos pagaban a los maestros rurales, además estos eran muy escasos.  Los indígenas, los campesinos y maestros rurales desde entonces pasaron a ser parte del desarrollo nacional.

Recursos para estudiantes