Himno Nacional de Bolivia

Letra: José Ignacio de Sanjinés
Música: Benedetto Vincentti Franti

I
Bolivianos, el hado propicio
coronó nuestros votos y anhelo;
es ya libre, ya libre este suelo,
ya cesó su servil condición.

Al estruendo marcial que ayer fuera,
y al clamor de la guerra horroroso,
siguen hoy en contraste armonioso,
dulces himnos de paz y de unión.

Coro:
De la patria, el alto nombre
en glorioso esplendor conservemos
y en sus aras de nuevo juremos
¡Morir antes que esclavos vivir!

II
Loor eterno a los bravos guerreros,
cuyo heroico valor y firmeza
conquistaron las glorias que empieza
hoy Bolivia feliz a gozar.

Que sus nombres el mármol y el bronce
a remotas edades transmitan
y en sonoros cantares repitan:
Libertad, libertad, libertad.

Coro:
De la patria, el alto nombre... etc.

III
Aquí alzó la justicia su trono,
que la vil opresión desconoce,
y en su timbre glorioso se goce
libertad, libertad, libertad.

Esta tierra inocente y hermosa
que ha debido a Bolívar su nombre
es la patria feliz donde el hombre
goza el bien de la dicha y la paz.

Coro:
De la patria el alto nombre... etc.

IV
Si extranjero poder algún día
sojuzgar a Bolivia intentare,
al destino fatal se prepare
que amenaza a soberbio invasor.

Que los hijos del grande Bolívar
han ya mil y mil veces jurado
morir antes que ver humillado
de la patria el augusto pendón.

Coro:
De la patria, el alto nombre... etc.

Versiones en idiomas nativos

Himno Nacional (Aymara)

Bolivia Marcasan K'ochupa

Bolívian: jakenacataquejja

Phokhasiw jjwasan suyt'ataru.

Libréjjew, libréjjew marcasajja,

T,akhesit jacañajja tucusjjew.

 

Ch,ajjiwañanacana sarnakañajj,

Nuwasiñas, wawariñas tucusjjew,

Uca ch. Ajjwñanacata místusina,

Jichu... rojj cusisit K,ochuñan.

 

Coro:

Marcasana, suma sutipa.

Jach,ar aptasay suma arsuñani,

Marcasatjja sayt asipjjañaa... ni:

Ijiwaña... an janir t,akhescasin!

 

Himno Nacional (Quechua)

Suyo Takinninchej

Suyus may sumajj saniychajj

Junttay niskanchejjta

munaskanchajjta,

Khespichiska, khespiska cay suyu.

Mañana kkupachay cay benka.

 

Llallaj sínchi ppotojjnin kaína ajjiwan,

Waquichiy sinchi kallariynimpi,

Cunanka khepampi khuscachachista,

Tanta caypajj miskkejj sayllurisun.

Coro:

Llajjtanchejjpajj, pallay sutinta,

Wiñay cusiy kkahanchaypi

wakaychasun,

Icunanri tatalitusun:

iwañuyta kkumuska caussaytaka!

 

Himno Nacional (Guaraní)

Tetaguasu Mongoi

Voriviaigua yerovia tuichaque

teminbota yaipotavae oyeapo

oyeyorama kuae ñande ivi

opama tembíokuaira yaikovae

 

Maemegua pichü oñenduáma

ñande ipireta jokope omano

ipoepikape añave yaiko väera

mboroaiu revé päve kuae ivipe.

Coro:

Ñamboeteka ñandc ivi

ivate rupi jembipe yaechaca

yasapukai metei rami

ngaraama tembipi yaikoye.

 

Himno Nacional en Mojeño

Bolivianos Viuusamrecre viti
Titecpopo yvoo”ogne vit
Tiuchcu”po pjoca vye”e “pog”e
Titovopo to naemponnosiravi

Tiutsio”choo”ini “chopegiene
Nae”rorisra
Taegnepo to “chopegiene guerra
Tcutcucompo tiuriono tajicho
Taegnepo titotijvocrepo vjirosare

Pjoca “pog”e
Toonagne taéjare
Vechpojricgienenajíchapo viti
Te tamíro”u vijroca vechjiriivo
Vepenapo vovcuquimponnojco

Reseña histórica

El autor de la letra

El doctor José Ignacio de Sanjinés, destacado legislador, jurisconsulto y poeta nacional, fue el autor de la letra del Himno Nacional. Él nació en Chuquisaca, en 1786, y murió en Sucre, el 15 de agosto de 1864. Antes de la presentación de su texto poético para que sea escogido por el autor de la música como el mejor, otros autores presentaron sus versos inspirados.

El autor de la música

El almirante europeo Du Thus contrató al músico Leopoldo Benedetto Vincentti para que lo acompañe en su segundo viaje alrededor del mundo. Al pasar por Chile, el maestro se quedó en ese país, donde también compuso la música del himno nacional. Al poco tiempo, en 1845, fue traído a Bolivia por el presidente Ballivián. Luego de componer la música de la canción patriótica, se quedó a vivir en La Paz y se casó con una boliviana, años después retornó a su país, donde murió. Él nació en Roma, en 1815. En 1847, el 24 de marzo, Vincentti estrenó la primera ópera cantada en el país.

El origen del himno y su estreno en la paz

Durante el Gobierno del Mariscal José Ballivián, las bandas militares interpretaban marchas europeas o canciones populares, que no lograban representar el civismo de la población, por lo que el Mandatario tomó en cuenta la ausencia de una canción nacional.

En ese tiempo se anotició de que en Chile se encontraba el maestro Vincenti, a quien mandó a traer con un contrato para que compusiera el himno. El italiano llegó a La Paz y encontró a las bandas militares en estado lamentable, pero no se rindió y trabajó con ellas para mejorarlas, mientras recibía y rechazaba textos para la letra.

Cuando el poema de Sanjinés fue aprobado, el trabajo fue concluido y con el nombre de "Canción Patriótica". El actual Himno Nacional fue estrenado el 18 de noviembre de 1845, al mediodía, frente al Palacio de Gobierno, en La Paz. Lo interpretaron unos 90 músicos de las bandas militares de los batallones 5o, 6o y 8o. Ese día se celebró el cuarto aniversario de la Batalla de Ingavi, con actos de magnitud, entre los que se destacó la inauguración del Teatro Municipal, donde en la noche un coro a cinco voces y una orquesta dirigida por el autor ejecutó la canción solemne, ante un público que aclamó la composición junto al presidente Ballivián Seguróla.

Significado de algunas frases, según Alfonso Rivero Calderón

"Bolivianos, el hado propicio coronó nuestros votos y anhelo. Es ya libre, ya libre este suelo, ya cesó su servil condición".

El destino favorable hizo que se conviertan en realidad los juramentos y deseos de libertad e independencia. Las luchas de Tupac Amaru, Tupac Katari y Bartolina Sisa, y la posterior Guerra de la Independencia acabaron con la situación de siervos y esclavos durante la Colonia.

"Al estruendo marcial que ayer fuera y al clamor de la guerra horroroso".

Se refiere a la Guerra de la Independencia que terminó en 1825, que duró 15 años, en los que el pueblo sufrió el horror y provocó la destrucción de los ejércitos españoles.

"De la patria, el alto nombre, en glorioso esplendor conservemos y, en sus aras, de nuevo juremos ¡morir antes que esclavos vivir!"

Patria es el valor cívico que representa a Bolivia, debe ser mantenida en el lugar más alto. Es el orgullo de ser boliviano y el deber de mantener y hacer crecer su gloria y majestad, trabajando y luchando por su integridad territorial y sus riquezas. Todos los bolivianos realizamos la promesa solemne de que jamás volveremos a ser siervos y esclavos de ningún poder. Es preciso luchar sin temor y, si es necesario, ofrendar la misma vida, antes de continuar en la dominación y tiranía.

"Loor eterno a los bravos guerreros, cuyo heroico valor y firmeza, conquistaron las glorias que empieza hoy Bolivia feliz a gozar".

Nunca acabarán nuestras alabanzas .1 los hombres y mujeres que lucharon por la libertad e independencia. Es el llamado a las nuevas generaciones para seguir el ejemplo de los que lucharon y luchan por la independencia e integridad de Bolivia. Pasada la Guerra de la Independencia quedó una patria con bienes materiales y espirituales, que deben ser acrecentados.

"Que sus nombres el mármol y bronce a remotas edades transmitan. Y en sonoros cantares repitan, ¡libertad, libertad!"

No se debe olvidar los nombres de los héroes de la independencia de Bolivia y hacer que sus actos valerosos sean conocidos por las generaciones futuras; que sus nombres y sus figuras representados en estatuas son premio y ejemplo de su valor. Tomando el ejemplo de los héroes, valorar la libertad, palabra que se destaca como máximo valor cívico.

"Que los hijos del grande Bolívar han ya mil veces jurado morir antes que ver humillado de la patria el augusto pendón".

Ante intentos de agresión contra la integridad patria, los hijos do Bolívar mantienen la promesa de sacrificarse antes de ver sometida la bandera y suelo nacional.

Himno a Sucre

Letra: Jacobo Ramallo
Música: Marcelino Hidalgo

Al gran Sucre, la gloría del mundo
recordemos con himnos de paz;
él nos dio libertad con su sangre,
y su nombre, su nombre inmortal.

De Ayacucho, en el campo su espada
como rayo del cielo brilló
y a su luz se mostraron gloriosos,
libres, libres los hijos del sol.

El altar de la patria es hermoso
con la imagen del gran Mariscal,
vengador de los incas sublime,
que nos dio libertad, libertad.

Bendigamos el nombre querido,
de Bolivia su noble blasón,
que venciendo al olvido y al tiempo,
viva siempre recuerdos de amor.

Al gran Sucre, la gloria del mundo,
recordemos con himnos de paz.
Él nos dio libertad con su sangre,
y su nombre, su nombre inmortal.

Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre y Alcalá

Nació en Cumaná, Venezuela, el 3 de febrero de 1795. Murió asesinado en Berruecos, Colombia, el 4 de junio de 1830. Fue Presidente de Bolivia desde el 29 de diciembre de 1825 hasta el 2 de agosto de 1828.

Historia

Fue escrito en memoria al Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José De Sucre, que nació el 3 de febrero de 1795 en Cumaná, Venezuela, fue asesinado con 4 balas de fusil, en la encrucijada de Barruecos el 4 de junio de 1830 a los 35 años de edad.

El Himno a Sucre está compuesto por 4 estrofas. Tiene como autores en letra al Dr. Jacobo Ramallo y en música Dn. Marcelino Hidalgo.

El autor de la letra

El Dr. Jacobo Ramallo nació en la ciudad de Sucre, departamento de Chuquisaca, donde vivió hasta alcanzar su formación profesional.  Fue un poeta y literato prestigioso, parte de su obra literaria está recopilada en su libro “Mis Versos”.

El autor de la música

Dn Marcelino Hidalgo, Militar de profesión e instrumentista, fue destacado con la creación de las Bandas Militares en la interpretación de Música Patriótica, Marchas Militares, Música Popular Nacional.

Es autor de la música del Himno a Sucre.

Glosario de términos

“Himnos”

Cánticos

“Inmortal”

No mortal. Imperecedero

“Altar”

Ara o piedra destinada para ofrecer el sacrificio.

“Sublime”

Excelso, eminente.

“Blasón”

Escudo de Armas.

 

Recursos para estudiantes