Himno a las Escuelas Rurales

Letra: Luis García
Música: Mariano Zubieta

Di tu canción de lucha juventud
bella promesa de liberación hay
corazones en la esclavitud la
redención es el bello ideal.

Vamos al campo a luchar por él
desde la nueva escuela rural
queremos niños libres como las
aves para formar mejor la humanidad.

Adelante noble juventud
vive y enseña el credo social
abre los libros; las puertas de amor y luz
pasen tus niños, Bolivia ideal.

----- 0 -----

Los autores del Himno a las escuelas rurales son: en la letra Luis García y la música Mariano Zubieta.

En el camino duro que tuvo la conformación de las escuelas rurales en el país, sucedió tiempos en los que sucedía que los campesinos construían unas 400 escuelas por año y el estado no podía fiscalizar los establecimientos y los maestros, los habitantes campesinos pagaban a los maestros rurales, además estos eran muy escasos.  Los indígenas, los campesinos y maestros rurales desde entonces pasaron a ser parte del desarrollo nacional.

Marcha de los Colorados de Bolivia y Llamada a los Colorados de Bolivia

Marcha de los Colorados de Bolivia

Letra: Gregorio Reynolds

Música: Mauricio Mancilla

Con la gran marcha militar

de los "Colorados"

avancemos rumbo al ideal

a paso marcial.

 

El ondulante palpitar

de nuestra bandera,

lleva ya su rumor de mar

hasta nuestro hogar.

 

Hay que escuchar el sonoro raudal

de nuestra tricolor tendida al Litoral

y del clarín que aumentará

nuestro fervor.

 

Hay que salvar con sereno valor

la única senda que

dio el boliviano honor,

ha de encontrar el esplendor

de lo que fue.

 

Vibró el clarín

desde el monte hasta el mar,

oíd el épico son,

que ha de avivar la luz de la fe.

 

Vibró el clarín bolivianos oíd,

marchemos con hondo afán

a conquistar, un haz de laurel.

¡Gloría al campeón

que con desdén

fue contra cien

de una legión!

 

Historia

Esta marcha fue escrita en honor a los heroicos soldados bolivianos del Batallón Colorados, episodio sangriento de la Guerra del Pacífico, Batalla del Alto de la Alianza del 26 de mayo de 1880 junto a la participación del ejército peruano para recuperar nuestro Litoral Boliviano.

El desastre de esta batalla le costó a nuestra nación la pérdida definitiva del Litoral Boliviano.

Esta marcha tiene 7 estrofas.  Los compositores autores son, en letra Dr. Gregorio Reynolds y en música Dn. Mauricio Mancilla.

El autor de la letra

Gregorio Reynolds nació en la ciudad de Sucre el año 1882 y murió el año 1948. Poeta chuquisaqueño.

Gregorio Reynolds es autor de Quimeras; El cofre del psiquis; Horas Turbias; Edipo Rey; Rey de Sófocles en verso; Redención; Prisma; Sucre, Illimani, Tunari y muchos más.

También es autor del Himno a Avaroa; Paisaje Lacustre; Aquellas Noches; Cronos; La Llama y Epitalamio.

El autor de la música

Mauricio Mancilla nació en la ciudad de La Paz el año 1846 y murió el año 1879 durante los acontecimientos de la Guerra del Pacífico. Meritorio Compositor, Maestro y Director de la Banda Batallón Colorados.

Sus composiciones fueron de inspiración heroica, otras quedaron inscritas a nombre de otros autores y muchas otras olvidadas.

Glosario de términos:

“Ideal”

Relativo a la idea.  Objetivo al que uno aspira: Tener un ideal.

“Rumor”

Ruido confuso: Rumor del público.  Noticia vaga que corre entre la gente.

“Raudal”

Corriente violenta de agua.  Gran cantidad.

“Fervor”

Devoción intensa.  Entusiasmo, ardor, afán.

“Do”

Donde.  Primera nota de la escala musical.

“Épico”

Heroico: Combate épico.

“Son”

Sonido agradable: El son del violín.

“Avivar”

Encender, acalorar: Avivar una discusión.

“Haz”

Porción atada de mieses, leña, etc.

“Desdén”

Desprecio.

“Legión”

Gran número de personas.

 

Llamada a los Colorados de Bolivia

Letra: Ricardo Mujía

Música: Eduardo Berdecio

Granaderos a formar,

que ha sonado ya la hora de luchar.

Corred, volad. Volad, a luchar,

no haya descanso

ni tregua en la labor.

 

Granaderos a formar,

que ha sonado la hora de luchar.

Corred, volad. Volad a luchar,

de frente como vencedor.

 

Allá en las costas de la mar,

morir supieron con honor,

los colorados cuyo amor,

a su estandarte es ejemplar.

 

Sigamos, pues sin vacilar,

tan nobles huellas de valor,

tomando siempre con amor

nuestros anhelos hacia el mar.

 

Granaderos a formar... etc.

 

¡A la carga, cazadores,

tengamos valor!

¡A la bayoneta, a la bayoneta,

al campo de honor!