Recuperemos Nuestro Mar

Letra y Música: Dn. Orlando Rojas

Recuperemos nuestro Mar,
Recuperemos el Litoral. (Bis)

Aún a costa de la vida,
Recuperemos el mar cautivo;
La juventud está presente
Bolivia en alto reclama el mar.

Tras éste siglo de injusticia,
Morir es digno que tolerar;
Recuperar, recuperar;
Es nuestro grito y voluntad,
Recuperar, recuperar,
El Litoral y el ancho mar.

----- 0 -----

Esta marcha fue escrita igualmente para conmemorar, perpetuar en la memoria de la presente y futura generación de bolivianos, el anhelo de recuperar nuestro mar perdido.

Bolivia nació a la vida independiente en 1825 con la delimitación de su territorio de acuerdo a legítimos títulos inspirados en el principio del Utipossidetis Juris de 1810.  El territorio boliviano comprendía un extenso Litoral de más de 400 kilómetros, desde el Río Loa al Norte (grado 22) hasta el Río Paposo al Sur (grado 27).  Hecho probado por una serie de documentos incluyendo la Cartografía.

Glosario de términos:

“Cautivo”

Prisionero.

“Tras”

Detrás de: Tras la puerta. Después de.

“Siglo”

Período de cien años.

“Injusticia”

Acción injusta.

“Digno”

Bueno, honrado: Un digno caballero.

“Tolerar”

Soportar, aguantar.

Piama (chovena - mojeña)

Piama, piama etaneridad

Nicuti chayaré chucuraté, (bis)

 

No tei pauresa, samirai

Naja, naji, raji temuracanú. (bis)

 

Dame, dame esa tutuma

Que es para medir el chocolate, (bis)

 

Como soy pobre no tengo plata

Nadie, nadie, nadie me quiere aquí. (bis)

 

Acerca de la canción

Esta canción tan popular es una melodía de los pueblos originarios benianos (Departamento del Beni, Bolivia); la tan conocida “Piama, piama”, una canción moxeña que, en idioma nativo, dice:

“Piama, piama etamerirá, nicutichayaré chuculate. Nuti paure, pare sami, naji, naji, naji temunacanú.”

Normalmente se canta de su traducción al idioma (español) castellano:

“Dame, dame esa tutuma que es para medir el chocolate. Como soy pobre y no tengo plata.  nadie, nadie nadie me quiere así.”

La chovena es una danza de origen nativo, Chiquitano. Es un ritmo autóctono de movimientos alegres, frases cortas, que son repetidas constantemente.

Esta daza tiene muchas analogías como el taquirari.

Recursos para estudiantes