republica

Invasión de Antofagasta

El 14 de febrero de 1879 se produjo la invasión. Los habitantes antofagastinos vieron en el horizonte el humo del blindado Cochrane y la corbeta O'Higgins que se sumaban al blindado Blanco Encalada surto en el puerto varios días antes. El prefecto Zapata carecía de un mínimo de efectivos con que encarar una defensa por lo que el desembarco de las tropas chilenas que en número aproximado de 200 tomaron la plaza fue un paseo. Los chilenos obligaron a Zapata, los funcionarios bolivianos y los pocos guardias armados, a abandonar la ciudad.

Inicio del conflicto

Si bien la explotación de las riquezas del litoral boliviano comenzaron en 1842 (contrato con el brasileño López Gama), fue en la década de los años cincuenta cuando el tema se volvió importante. En 1858 José Avelino Aramayo en representación de intereses ingleses intentó un contrato con Bolivia para la explotación del guano, competía con el francés Arnous de la Riviere en representación del industrial de ese país Lucien Armand.

Antofagasta

Las intenciones expansionistas chilenas cada vez más desembozadas, llevaron a Bolivia y Perú a la firma de un tratado secreto el 6 de enero de 1873, mediante el cual ambos países se comprometían a aliarse en caso de un ataque del vecino del sur.  Ambos intentaron incluir a la Argentina en el tratado, pero el esfuerzo no pudo concretarse.

El guano, salitre y la plata

La razón porque una región tan inhóspita como Atacama se convirtió en motivo de conflicto fue la evidencia de su riqueza que se reflejaba sobre todo en dos productos, el guano y el salitre. Ambos utilizados para la fertilización de tierras. Así, la tierra más árida del mundo tenía en su seno la potencialidad para fecundar a otras tierras del planeta.

El Litoral boliviano

Cuando Bolivia nació a la vida independiente, el litoral era uno de los seis partidos de Potosí. El 29 de Enero de 1825 el Mariscal Sucre clarificó la división política de Bolivia. Las intendencias o presidencias fueron convertidas en departamentos. Bolivia quedó dividida en cinco departamentos: Chuquisaca, La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Potosí. Los departamentos fueron divididos en provincias y estas en cantones. Atacama fue una de las provincias dependientes de la prefectura de Potosí, su capital era San Pedro de Atacama.

La Guerra del Pacífico

La legitimidad de los derechos de Bolivia sobre el litoral Pacífico está fuera de toda duda, igual que la legitimidad sobre el conjunto de su territorio, sin embargo la insistencia de algunos historiadores chilenos en pretender demostrar lo contrario obliga a recordar las bases jurídicas del territorio nacional.

Batalla de Ingavi

El General Agustín Gamarra con un ejército muy numeroso en hombres y bien armado, atravesó la frontera y penetró en Bolivia posesionándose cerca de La Paz. Mientras tanto Ballivián, cuyo ejército era menor pese al refuerzo de Velasco, viajó hacia el sur llegando hasta Calamarca. De allí volvió al teatro de operaciones (la zona de Viacha) y enfrentó a Gamarra en los llanos de Ingavi.

Guerra con Chile

El ministro chileno Diego Portales, con profunda intuición, se dio cuenta del peligro para su patria al crearse la Confederación. Pese a su muerte, asesinado por un motín militar (6 de junio de 1837), el que fuera el peor enemigo de la Confederación y de Santa Cruz convenció al gobierno chileno de ir a la guerra. Este envió por mar un ejército comandado por el general Blanco Encalada que desembarcó en lio y ocupó el territorio peruano concentrándose en la toma de la ciudad de Arequipa.

Confederación Perú - Boliviana

La idea acariciada por largo tiempo de unir a Perú y Bolivia, fue común a muchos peruanos y bolivianos. Tal fue el proyecto de Agustín Gamarra explicitado en su invasión de 1828, expresado nuevamente en el hecho de 1841. Otro tanto se debe indicar del mariscal Santa Cruz, que la expresó en 1829 en Puno con la logia Titicaca. Las reformas y los ogros alcanzados en Bolivia por Santa Cruz lo llevaron a poner en marcha su antiguo proyecto en 1835.

Economía

A su llegada al poder y habiendo constatado que las arcas estaban vacías, Santa Cruz estableció primero una política proteccionista en el comercio y paulatinamente, a medida que la economía se estabilizó, una postura más proclive al librecambismo. Para mejorar la mala situación de la minería, muy venida a menos, ideó un nuevo sistema de trabajo: en lugar de asistencia obligatoria se estableció la asistencia voluntaria de los obreros mineros. Para 1831 ya había 300 trabajadores en el cerro de Potosí.

Páginas

Contenidos Relacionados

El gobierno de Gutiérrez Guerra vivió en la zozobra permanente.

Los conservadores eran católicos por tradición. Quizás el más importante de ellos fue Mariano Baptista que dio muestras muy claras de su catolicismo, antes y durante su presidencia. No se puede olvidar tampoco la egregia figura de Juan de Dios Bosque (1829-1890). La confrontación estado iglesia se presentó cuando subió al poder el liberalismo. Muchos eclesiásticos del país, tanto regulares como seculares confundieron liberalismo con socialismo y otro tanto sucedió con el propio concepto de democracia, que a muchos religiosos les sonaba a anarquía.

El nacimiento de un movimiento obrero y sindical en el país fue producto del paso de un sistema de producción pre capitalista al desarrollo y modernización de la industria, particularmente minera, coincidente con el advenimiento liberal. A pesar de ese cambio Bolivia nunca contó con un proletariado significativo, pues no pudo desarrollar una industria importante como lo que tuvieron algunas otras naciones sudamericanas.

El agotamiento de los yacimientos estañíferos de Europa y la demanda de la industria norteamericana y europea que contaba con el estaño como un elemento ideal para aleaciones (hojalata, papel metálico, conservas y un largo, etc.), fueron los activadores del auge minero boliviano en el período 1900-1940.

Patiño es, sin ninguna duda, una de las figuras centrales de la historia boliviana. A su alrededor se teje buena parte del siglo XX en el país y se establece el destino de cientos de miles de bolivianos.

Durante el gobierno de Gutiérrez Guerra el efecto sobre el área rural de la ley 1880 se podía apreciar muy bien con la constatación de que el estado había concebido hasta 1919, 13,4 millones de hectáreas en los ocho departamentos y enl os tres territorios de colonias (Noroeste, Chaco y Oriente).  La recaudación de impuestos (1/2 centavo por hectarea de tierra baldía) alcanzó por este rubro 1,2 millones de Bolivianos en 1918.

Si bien Tamayo es conocido como uno de los grandes poetas de Bolivia, su compilación sobre temas pedagógicos, es ya un clásico y su actividad politica de una intensidad excepcional. Las ideas de Tamayo confontarón las de Arguedas y abrierón un gran debate en el país.

Subscribe to RSS - republica