Manuel Rigoberto Paredes

Don Manuel Rigoberto Paredes Iturri, historiador, sociólogo, etnógrafo y folklorista, nació en La Paz el 17 de abril de 1870 y murió en la ciudad de La Paz el 19 de mayo de 1950.

Dedicó toda su vida a la investigación de los diferentes aspectos nacionales y es sin lugar a dudas el precursor de los estudios antropológicos, etnográficos y folklóricos del país. Incursionó en la: historia y la sociología. Conocía profundamente el alma nacional y los diferentes problemas patrios le preocupaban y los investigaba de continúo.

Su obra amplia y diversa alcanza a los treinta y cinco títulos. Toda ella inspirada en el tema nacional. El pensamiento de este escritor bolivianista aún es vigente en las juventudes.

De su copiosa producción uno de los libros que más ha llamado la atención y ha sido bien comentado dentro y fuera del país es MITOS, SUPERSTICIONES Y SUPERVIVENCIAS POPULARES DE BOLIVIA. Libro del alma nacional, donde está compendiada la sabiduría popular de las ciudades, el hondo telurismo indígena y todo lo que ha podido quedar de la cultura kolla. Paredes ha recogido ese maravilloso emporio y con él ha formado ese libro en cuya tercera edición deja de tener carácter regional para abarcar en escala nacional sobresalientes aspectos de la folklorística boliviana.

Dos son los libros de Paredes, fundamentales para el conocimiento de la tradición y del folklore boliviano: MITOS, SUPERSTICIONES Y SUPERVIVENCIAS POPULARES DE BOLIVIA Y EL ARTE FOLKLÓRICO DE BOLIVIA.

EL ARTE FOLKLÓRICO DE BOLIVIA, libro que ha llegado a la quinta edición en el país, contiene temas novedosos para la investigación antropológica cultural de los nativos. Es un panorama de las expresiones folklóricas tanto del indio como del mestizo y del blancoíde. Si bien los temas están tratados esquemáticamente, no por eso dejan de tener enorme interés para aquellos que quieren sumergirse en nuestra cultura popular. Paredes fue un investigador responsable, y este como su libro MITOS, SUPERSTICIONES Y SUPERVIVENCIAS POPULARES DE BOLIVIA, siempre serán el punto de partida de todos los estudiosos que investiguen la antropología y etnografía bolivianas de los indios aimaras y quechuas. EL ARTE FOLKLÓRICO DE BOLIVIA contiene los siguientes capítulos: Coreografía Indígena Originaria; Instrumentos Musicales Indígenas; Manifestaciones de la Literatura Indígena; Música y coreografía Mestiza; Coplas y composiciones   políticas   populares.

José Antonio Arze y Arze en el prólogo a la primera edición del libro de Paredes, TIAHUANACU y LA PROVINCIA DE INGAVI, dice así: "Al pasar en revista la vida intelectual de PAREDES, hemos visto también que fue magistrado, historiador, político militante; pero lo que sin duda se destaca como su contribución cualitativa más valiosa es la aportada a la FOLKLORÍSTICA BOLIVIANA. En esto ha sido no solo un precursor, sino el acumulador más prolijo de materiales para la interpretación de los USOS y COSTUMBRES de nuestras clases populares... Paredes como Arguedas, atraen por el valor estético de su prosa. Lo que narra Paredes en sus libros no son personajes ni hechos de ficción pero lo narrado tiene poder de excitar la imaginación de modo grato, como sucede cuando se lee las paginas, nutridas de saber anecdótico, de un doctor Cabanés".

Más del Tema
Contenidos Relacionados

Gilfredo Cortés Candía

Nació en la ciudad de la Santísima Trinidad, el 28 de diciembre de 1906. Fueron sus padres el Dr. Eulogio Cortés Elias y la Sra. María Candia Caballero, tuvo cuatro hermanos.

Pasó su infancia, diáfana y serena, bajo el amparo amoroso de su dulce hogar en San Ignacio de Mojos.

Pedagogo y escritor cuya principal obra “El Itenez salvaje” quien en 1937 se introdujo el Núcleo Indigenal Moré, para realizar una “redención del Indígena”, que más allá de la buena intención del pedagogo y del buen espíritu y humanismo que empleó, resultó ser un proceso civilizatorio forzado.

Hasta entonces a los Moré, se los conocía como un pueblo aguerrido, que mantenía luchas intertribales continuamente, en la región y que atacaba a los viajeros.

René Aguilera Fierro

Nació en Yacuiba, provincia Gran Chaco (Tarija), el 8 de octubre de 1947, sus padres Gaudencio Aguilera Cruz y María Fierro Ávila, casado con doña Marina Calle Block, de cuya unión son Lizeth, Rene y Cecilia. Realizó sus estudios en la Escuela “Cnl. Miguel Estenssoro” y en el Colegio Nacional “Pdte. Germán Busch” de su pueblo natal. Ingeniero Forestal en la Universidad “Juan Misael Saracho” de Tarija.

Poeta y narrador boliviano, nacido en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) en 1920. Autor de una brillante y original producción poética que se caracteriza por el tono intimista y la evocación melancólica, ha pasado principalmente a la historia de la Literatura boliviana del siglo XX por su amena producción prosística, en la que ofrece una espléndida radiografía de las costumbres y las formas de vida de sus compatriotas.

(Riberalta, Beni, Bolivia, 1918-Santa Cruz, Bolivia, 1991). Narrador. De padre francés y madre cruceña. Titulado como ingeniero en Francia, es especialista en caminos. Sus experiencias laborales han servido para la diversidad de sus cuentos, principalmente en su libro Costal de Limosnero, que incluso le permitió ganar un segundo premio en concurso realizado en 1963. Presidente de la Sociedad de Escritores y Artistas de Santa Cruz (1972-1974). Hernando Sanabria Fernández en el prólogo a Costal de Limosnero anota: “el cuento de Bameville es obra de arte muy digna de mayores consideraciones... leer mas...

Germán Coímbra Sanz nació el 1 de octubre de 1925 del hogar conformado por Germán Coímbra Barba y Eva Sanz. Se casó con Ana María Molina, con quien tuvo cinco hijos y 13 nietos. Escribió obras para teatro, rescatando leyendas del oriente boliviano, como La viudita, La Casa Santa y El Bibosi, piezas que a fines de los 80 fueron adaptadas a la televisión por Safipro.

Incursionó en el campo de la etnografía. Tratados como Mitologías sirionó y Los actuales indios de San José de Chiquitos llevan su firma.

Hernando Sanabria Fernández nació en Vallegrande, el 12 de diciembre de 1912 y falleció en Santa Cruz de la Sierra el 10 de agosto de 1986. Realizó sus estudios primarios en su ciudad natal y los secundarios en Santa Cruz y Sucre, donde también curso la carrera de Derecho. En el ejercicio de la docencia, fue profesor de secundaria en las asignaturas de Geografía e Historia, director de colegios del mismo nivel; Director General de Educación; catedrático de Sociología y posteriormente Vicerrector y Director de la Biblioteca Central de la Universidad Gabriel Rene Moreno.