Himno a Avaroa

"Avaroa... ...llevaba en sí el germen de la proeza que los convertiría en el símbolo del coraje de nuestro pueblo..."

Letra: Gregorio Reynolds

Música: Luciano Bustios

Ensalcemos el épico gesto del
orgullo de un héroe, el desdén del
que solo, indomable y enhiesto por
su tierra luchó contra cien.

Se tiño la corriente del Loa
con la sangre del noble adalid
del intrépido Eduardo Avaroa
destrozado en homérica lid.

Temeraria proeza del grande del
insigne patriota que fue tras la luz
como el cóndor del
Ande solitario y bravío en su fe.

Lealtad y altivez tuvo el hombre que
esa fe nos legó al escribir más allá
de la muerte su nombre y venganza
clamó al porvenir.

Coro:
Calama es la historia del
bravo campeón que
impuso la gloria de
nuestro pendón.

Sobre esa ribera
que fuera su hogar
la invicta bandera
veremos flamear. (Bis)

----- 0 -----

Los autores del Himno a Avaroa son: en la letra Gregorio Reynolds y la música Luciano Bustios.

Ninguno de nosotros habría podido predecir que Eduardo Abaroa pacífico, vecino de la pequeña población de Calama, llevaba en sí el germen de la proeza que los convertiría en el símbolo del coraje de nuestro pueblo.

Avaroa dio su batalla y encontró la muerte, su muerte es la dignidad nacional, orgullo de nuestra patria.  Los bolivianos inspirados en su ejemplo debemos trabajar con disciplina para conseguir el progreso de nuestra nación.

Canto a Avaroa

Letra y música: Luis Felipe Arce

Cantemos...

un himno nuevo al valor

buscando...

un ritmo bello de amor.

 

Al hombre que supo audaz defender,

la patria amada que lo vio nacer,

llenemos de amor y gloria

al hombre que supo morir.

 

Avaroa es el sol de gloria

que en los campos de muerto brilló,

preludiando canción de victoria

que el coraje su frente ciñó.

 

Es por eso que Eduardo Avaroa

irá en los pliegues del bello pendón,

reflejando su imagen de gloria

palpitando su gran corazón.

 

Eduardo Avaroa

Nació el 13 de octubre de 1836 en San Pedro de Atacama.  En la defensa de Calama, con civismo y empapado en sangre continuaba disparando. Un oficial chileno avanzó hacia él y le intimó una rendición inmediata. Avaroa, indignado, lanzó la célebre frase:

"¿Rendirme yo? ¡Que se rinda su abuela, carajo!"

Historia

El canto a Avaroa fue escrito, por el Profesor Luís Felipe Arce, en homenaje al patriota Defensor de Calama y el Litoral Boliviano, Don Eduardo Avaroa.

Don Eduardo Avaroa nació el 13 de octubre de 1838 en San Pedro de Atacama, hijo primogénito, fue Tenedor de Libros y Miembro del Honorable Consejo Municipal de su tierra. Murió en el Puente del Topater, sobre el Rio Loa el 23 de marzo de 1879, a la edad de 40 años.

Este canto está compuesto por 4 estrofas.

El autor de la letra y música

Luís Felipe Arce nació en la Villa Imperial de Potosí el 25 de agosto de 1900 y falleció el 1 de septiembre de 1966. Es autor en música y letra del canto a Avaroa.

Realizó sus estudios de primaria y secundaria en Potosí, su formación musical en la Escuela Nacional de Maestros de Sucre del cual egreso como Profesor en Educación Musical.

En Buenos Aires, Argentina, se especializó en diversos campos del Arte Musical en el Conservatorio Nacional de Música.

Entre sus composiciones destacan: Canto a Eduardo Avaroa, Canto a Murillo, Canto a los proceres; y muchas otras composiciones de temática escolar educativa. En 1956 publicó un álbum musical llamado: “Canciones Escolares para las Escuelas de Bolivia”.

Glosario de términos:

“Audaz”

Osado.

“Preludiando”

(Preludiar) Preparar, iniciar.

“Coraje”

Valor. Rabia.

“Ciño”

(Ceño) Gesto de disgusto hecho arrugando la frente.

“Pliegues”

(Pliegue) Doblez en una cosa normalmente lisa o plana.

“Pendón”

Bandera, estandarte pequeño.

“Imagen”

Símbolo, figura. Representación de las personas y objetos en la mente.